13/6/10

adrian.


Adrián sabía que no y eso bastaba. Nunca más a los abrazos fríos de invierno, nunca más a los besos de saldo en un rincón y nunca más a los te quiero falsos considerados trofeos durante un mísero año. Tiempo en el que él había intentado convertir esas ocho letras bañadas en veneno marca desengaño en rico helado de chocolate con toques de azúcar glas. ¡Cielos, a él siempre le había encantado lo dulce!, ¿cómo había acabado encaprichado a esa mujer tan agria y fría de corazón? Se había acabado. Era consciente de ello pero eso no significaba que pudiera olvidarla tan rápidamente. No, ningún hombre puede borrar de su memoria la sensación del fruto prohibido en su paladar aunque ese maldito sea salado y avinagrado como el mar embravecido en una noche de tormenta. ¡Qué vil tortura Marina! ¡Qué ruindad por tu parte! Le has dejado sólo, Marina.

Abandonado como un mísero perro faldero en una autopista esperando el arrepentimiento del amo que nunca va a regresar en su busca. Porque tú no eres una cualquiera, Marina, ni tan si quiera para anidar algo de bondad en tu corazón. No vas a volver. Nunca lo harás. A pesar de que su corazón muera a cada segundo que pasas lejos de él. Porque en crear monstruos sin sentimientos eres la mejor y si no lo haces te sientes vacía. Sí, Marina, quizás el animal desamparado no sea él después de todo, porque aquí la única perra que ahí eres tú. ¿Lo peor de todo? Que lo sabes y te encanta.

9 comentarios:

  1. me gusta que hayas puesto el otro punto de vista :)

    ResponderEliminar
  2. Si es que es lo que tienen algunas personas, que son capaces de jugar con los sentimientos de otras y dejarlas echas trizas. Y sin inmutarse.

    Me ha gustado ese otro punto de vista :)

    ResponderEliminar
  3. Me preocupa Adrian que pasara con el ...


    Un abrazo y un besito

    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  4. Dos puntos de vista muy diferentes. Me gusta como lo escribes. hay que ser muy empática para escribir sobre personajes muy distintos, ¿a qué sí? =)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho tu estilo, no te conocía, lo he hecho a través de la página de Veritas Alterea porque el nombre de tu blog es FABULOSO. Y lo de dentro más aún, así que te sigo, continúa regalándonos esos relatos cortos por favor!!!!Besos

    ResponderEliminar
  6. Wow, Adrián ha usado my bien las palabras para describir a Marina, quien se ve como una mujer fuerte y concreta aunque sea en mal plan para el propio Adrian. Buena historia narrada con maestría ;)

    ResponderEliminar
  7. creo que todos nos hemos sentido así alguna vez, es inevitable no sufrir por alguien, sobre todo cuando se apoderan de tu corazón sin que puedas hacer nada...

    mua :)

    ResponderEliminar

Desayunos glamourosos:

Diamantes en Tiffany's: